Reconocer un episodio de ansiedad

Reconocer un episodio de ansiedad: ¡Te damos 3 claves!

La salud mental se ha ido convirtiendo en una prioridad en los últimos tiempos. Se trata de un tema de actualidad y sobre el que más noticias escuchamos en los últimos tiempos, no siempre positivas (por desgracia). Hoy, nos gustaría aprovechar estas líneas de nuestro blog para hablaros sobre cómo reconocer un episodio de ansiedad, ya que es una de las situaciones más habituales que suelen presentarse. 

Lo primero de todo: en Foro General estamos totalmente comprometidos con un buen mantenimiento de la salud mental. Toda inversión para mejorarla y aportar herramientas e investigación para la población será poco. En este sentido, los avances son esperanzadores, aunque el camino a recorrer todavía tiene por delante muchos obstáculos. 

Hoy en día, no es nada raro ponerse en manos de expertos. De hecho, es incluso hasta recomendable sin padecer ningún trastorno. Así, contar con un buen psicólogo para la ansiedad en Oviedo (o en el lugar donde residas) es una opción muy a tener en cuenta para tratar cualquier inconveniente que nos pudiera surgir en nuestro día a día. 

Claves para reconocer un episodio de ansiedad

El hecho de reconocer un episodio de ansiedad es fundamental para abordarlo adecuadamente y buscar ayuda si es necesario. A continuación, os vamos a presentar las que consideramos como tres claves principales para identificarlo de forma inequívoca:

  1. Síntomas físicos.
    Los episodios de ansiedad a menudo se manifiestan a través de una variedad de síntomas físicos. Estos síntomas pueden ser intensos y, en no pocas ocasiones, pueden ser confundidos con problemas médicos más graves, como un ataque al corazón.
    Algunos de los síntomas físicos más comunes incluyen aceleración del ritmo cardíaco, palpitaciones, respiración rápida o falta de aire, sudoración y temblores, sensación de mareo o aturdimiento, tensión muscular o problemas digestivos.
  2. Síntomas emocionales y cognitivos.
    Otro punto que hemos de tener presente a la hora de reconocer un episodio de ansiedad tiene que ver con los estados emocionales y cognitivos de la persona. Al igual que los físicos, reconocer estos signos es crucial para identificar un episodio de ansiedad.
    Así, nos podemos encontrar desde una preocupación excesiva, constante y abrumadora hasta momentos de dificultad para concentrarse, irritabilidad e inquietud o pensamientos catastróficos recurrentes. 
  3. Cambios en el comportamiento.
    Los episodios de ansiedad a menudo provocan cambios en el comportamiento que pueden ser observados tanto por la persona que lo experimenta como por quienes la rodean: Estos cambios pueden comprender desde la evitación de situaciones, lugares o personas hasta alternaciones en el sueño, insomnio, dificultades para conciliar el sueño o ser protagonista de comportamientos compulsivos y aislamiento social. 

Así, reconocer un episodio de ansiedad implica estar atento a una combinación de síntomas físicos, emocionales y cambios en el comportamiento. Si se experimentan estos síntomas de manera frecuente o intensa, es importante buscar ayuda de un profesional para recibir el apoyo y tratamiento adecuados.